Cómo construir un árbol genealógico

Conocer la historia familiar es parte fundamental para tener clara nuestra identidad. Una gran idea para lograr unirnos con nuestros antepasados es con un árbol genealógico. No obstante, a algunos les parece complicado emprender este proyecto familiar. Si piensas igual o quieres hacerlo y no sabes por dónde empezar, sigue leyendo. Ya que, en este artículo de hoy, te enseñaremos a cómo construir un árbol genealógico. En busca de tus antepasados Un árbol genealógico se vuelve más interesante al incluir más nombres de familiares en él. Es fácil conseguir los nombres de familiares cercanos. Pero, a medida que crecen las ramas del árbol genealógico y la relación consanguínea se aleja, se complica el trabajo. Por eso, te aconsejamos que te tomes tu tiempo y te organizas de esta forma: Comienza escribiendo tu nombre, el de tus hermanos y el de tus padres. Sigue con los nombres de tus abuelos, el de tus tíos, tías y todos tus primos. Ahora pregunta por los nombres de tus bisabuelos, y los tíos y tías de tus padres. Aquí decides si construir el árbol genealógico hasta este punto o si incluir más generaciones en tu diagrama familiar de tamaño xxx y no es porno. Sea que continúes o no agregando más generaciones, tendrás que realizar una investigación para llenar los espacios vacíos que por tu cuenta no puedes llenar. Empieza una búsqueda concienzuda de tus antepasados al preguntarle a los más viejitos de la familia sus nombres. Un detalle sorprendente, que puede serte muy útil, es que existen en Internet herramientas que realizan la búsqueda de tus antepasados. Una cierta cantidad de información la puedes conseguir gratuita y si quieres más debes pagar. Al construir un árbol genealógico encontrarás más información de la que te imaginas. Si quieres, no solo pongas los nombres en el árbol. […]